WHAT'S NEW?
Loading...

La Rebelión de Lucifer


El avance tecnológico desenfrenado a lo largo de los últimos años nos hace preguntarnos ¿cuál es el limite?.

Para todos nosotros, es muy natural tratar de optimizar nuestras actividades y con las nuevas tecnologías esa tarea ha visto un enorme avance. Ahora sólo basta con indicarle un comando o una orden a nuestro smartphone para poder agendar reuniones, enviar mensajes de texto o pedirle que nos lea un libro. Aunque claro, estos beneficios tienen sus pequeñas consecuencias latentes, ahora nos cuesta mucho trabajo realizar operaciones matemáticas simples debido al constante uso de la calculara digital; es muy fácil olvidar nuestras citas y/ó reuniones debido a que delegamos esa responsabilidad a nuestro celular.

Todas estas bondades que nos brindan las nuevas tecnologías móviles, se llevan a cabo gracias a la Inteligencia Artificial. Claro que este término puede ser muy conocido por muchos de nosotros, pero lo que muy pocos conocemos son los límites que esta inteligencia puede tener.

Y al acercarnos a los expertos en tecnología obtenemos respuesta un tanto inquietantes, como las que realizo el señor Elon Musk fundador de las expresas Tesla Motors y Space X.

"Creo que deberíamos tener mucho cuidado con la inteligencia artificial. Si tuviese que conjeturar cuál es nuestro mayor peligro existencial, sería probablemente eso…. Con la inteligencia artificial estamos invocando al demonio"


Esto puede sonar a una frase publicitaria, pero nos hace estar más atentos. ¿Realmente es bueno delegar todas nuestras ideas y pensamientos a un ente que puede aprender? ¿Nuestra crecación se volverá contra nosotros?